Nuevos radares de la guardia civil: portatiles, multicarril y casi indetectables

La Guardia Civil tiene una nueva herramienta para combatir las infracciones de tráfico: 60 nuevos radares ligeros, multicarril y casi indetectables, tanto por su pequeño tamaño como por su tecnología. La Dirección General de Tráfico (DGT) formalizó su adquisición el pasado mes de noviembre, y las primeras unidades ya están siendo probadas en las carreteras.
La DGT ha invertido casi 860.000 euros en comprar «radares láser portátiles para los motoristas» de la Guardia Civil que patrullan por las vías interurbanas y destacó que el año pasado hubo «300 muertos por velocidad».

Cada equipo de medición tiene que captar velocidades de hasta 250 km/h a una distancia de 15 a 50 metros en dos carriles de carretera y con temperaturas de 0 a 50 ºC. para la gestión de infracciones, soportes magnéticos y para guardarraíl; maletas de transporte y manuales de funcionamiento y de mantenimiento.
Este tipo de equipamientos puede contar también con un iluminador nocturno infrarrojo que los hace plenamente operativos por la noche, y pueden ser controlados hasta a 50 metros mediante WiFi o a cualquier distancia mediante conexión 3G o 4G, transmitiendo los datos de las infracciones a uno o varios dispositivos a la vez, como tabletas.

Nuevos radares de la guardia civil: portatiles, multicarril y casi indetectables
Tagged on:             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *